Desagradables palabras escuche hoy Miércoles de un Para-medico de la Cruz Roja.

Desagradables palabras escuche hoy Miércoles de un Para-medico de la Cruz Roja, y textualmente cito esas palabras: -No soy taxista…no voy a ir a un domicilio para después llevarlos a comprar medicinas!,- así dijo después de que una señora le pedía que acompañaran a un señor por sus medicamentos, ya que momentos antes le había dado una convulsión. Que tristeza este caso, ellos son los que deberían de conocer del sufrimiento ajeno,  deben de estar en disposición para ayudar al prójimo; les recuerdo que la “Cruz Roja” se mantiene de las aportaciones de empresas y aparte las  donaciones que hace el ciudadano.

Las ambulancias y gasolina las obtienen de la generosidad de  instituciones,  empresas y aportaciones voluntarias, ¿entonces por que no llevar a un enfermo y cuidarlo por mientras de que obtiene su medicina?

Y bueno… al final de cuentas se lo llevaron con gestos de muy a fuerzas, pero si voy a resaltar unas palabras…”¡Sí no tienes voluntad para colaborar en esta institución, mejor vete a trabajar de taxista, y con gusto te pagamos la llevada!”

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en General.